Nosferatu

En 1922 el vampiro fue llevado al cine por primera vez, bajo el título Nosferatu, una Sinfonía del Horror, protagonizada por Max Schreck y dirigida magistralmente por F.W. Murnau.

Murnau no consiguió hacerse  con los derechos de Drácula, con lo cual se vio obligado a realizar ciertas modificaciones. Sin embargo, la similitud de la historia de Nosferatu con la novela de Stoker es prácticamente tota y la imagen de Max Schreck en la película es de las más terroríficas que se han producido para el cine.

 

El conde Orlock cambia su residencia desde los Cárpatos a occidente. Para ello se procura al contable que le visita para acompañarle en su mudanza como servidor. Una vez instalado, conoce a una joven, ya prometida, de quien se enamora. Comenzará a visitarla por las noches, para ir bebiendo su sangre poco a poco, y convertirla así en su esposa. Pero el malestar que sufre la joven alerta a su familia, que contacta con el profesor Bulwer.

 

 

 

En 1922 el vampiro fue llevado al cine por primera vez, bajo el título Nosferatu, una Sinfonía del Horror, protagonizada por Max Schreck y dirigida magistralmente por F.W. Murnau.


                                                        

 

 

TITULO ORIGINAL: Nosferatu, Eine Simphonie Des Grauens (Nosferatu The Vampire)
GENERO: Terror
TEMÁTICA: Vampirismo
PAIS: Alemania
DURACION: 65 Minutos
AÑO: 1922
DIRECTOR: F.W. Murnau
GUION: Henrik Galeen
INTERPRETES: Alexander Granach, Greta Schröder, Gustav von Wangenheim y Max Schreck
PRODUCTOR: Enrico Dieckmann y Albin Grau
FOTOGRAFÍA: Fritz Arno Wagner y Gunther Krampf